Prensa Cannábica Gratuita

Podemos plantea legalizar el cannabis para generar empleo y “dinamizar la economía”

podemospodemos

Desde sus orígenes, Podemos ha apostado por la legalización del cannabis, un debate que tradicionalmente se ha centrado en los usos medicinales de la planta y en el que el partido de Pablo Iglesias introduce una nueva dimensión: la económica. La dirección morada ha organizado el próximo 2 de mayo en el Parlamento Europeo la jornada El futuro del cannabis, hacia una regularización integral, donde pedirá la legalización de esta sustancia atendiendo al impacto en el modelo productivo del país y en el aumento de recaudación de las arcas del Estado. Unos fondos que, defiende la formación, podrían destinarse a fines sociales y al impulso de la escuela pública. El Círculo Cannábico oficial de Podemos también ha mostrado su apoyo a la manifestación convocada el 6 de mayo en el centro de la capital para reclamar su regularización.

La legalización del cannabis impulsaría el turismo, el medio rural o la restauración, defiende Podemos

Podemos fue el único partido que llevó en su programa electoral [consultar aquí] la despenalización del cultivo y tenencia de cannabis, así como la regulación de los clubes sociales destinados a este fin. Al acto organizado en el Europarlamento acudirán eurodiputados de Grecia, Portugal, Alemania, Holanda, Bélgica o la República Checa, explica la organizadora, la parlamentaria de Podemos Estefanía Torres y se abordarán aspectos como el uso medicinal de la planta, la perspectiva social o el escenario internacional. Por último, tratará la integración del cannabis en el modelo productivo del país, el aspecto más novedoso de los que hasta ahora se han puesto sobre la mesa.

La formación quiere darle proyección internacional a un debate que llevan más allá de la esfera terapéutica y donde incluirán cuestiones económicas. Las consecuencias derivadas de su regulación serían, a su juicio, la generación de empleo, el desarrollo de una nueva industria -la cannábica- o el impulso de los distintos sectores derivados del cannabis, como el de la horticultura, la restauración y el turismo.

“Es hora de que desde Europa se aborde un debate serio y sosegado sobre el uso y el cultivo de esta planta. Ya conocemos los beneficios del uso medicinal del cannabis y debemos seguir investigando”, señala la eurodiputada de Podemos. “Esto podría generar empleo y ser un estímulo económico para el mundo rural”, añade Torres, que explica también otro de los objetivos de la conferencia: “Lo que pretendemos con esta jornada es también evitar la estigmatización y las verdades incuestionables, además de recoger la opinión de expertos y sociedad civil”, reseña.

Es una cuestión económica, al margen de que fume o no”, reseña Moruno

Jorge Moruno, miembro de la dirección de Podemos y ponente en el encuentro, defiende la legalización de una industria que hasta ahora forma parte de la “economía sumergida” y que, en caso de regularse, pasaría a tributar impuestos y a engrosar el erario público. No es la única vía por la que este producto podría generar riqueza al país, defiende el dirigente, que apunta a la creación de empleo como una consecuencia directa de la legalización, aumentando así los fondos del Estado, que podrían destinarse a fines sociales y, especialmente, a “una Educación pública de calidad”, defiende.

Moruno, que trabaja en el Área de Economía de Podemos, cree que esta legalización podría “generar una estructura productiva” que diera lugar a nuevos sectores como “la manufactura o el tratamiento de la marihuana, los horticultores o el sector cosmético”, además de “impulsar el tejido rural y el comercio de proximidad”. Toda una industria que, defienden, contribuiría a la riqueza del país más allá de los intereses particulares hacia esta sustancia. “No solo es una cuestión para que la gente pueda fumar sin que les multen, sino que también importa a quien no fuma, porque esto genera empleo y es una industria. Es una cuestión económica, independiente de que una persona fume o no”. “Esto dinamiza la economía”, reseña.

Ventaja en el escenario internacional

Además, destaca las ventajas que, por su clima, podría tener España en la generación de industria alrededor del cannabis y establece una similitud con la energía solar, donde es necesaria la voluntad política para llevarla a cabo: “No puede ser que otros países tengan más placas solares que España, no puede ser que estemos desaprovechando este sol y esta capacidad productiva en una cuestión como la marihuana, que puede generar una estructura beneficiosa para todo el país”. “España tiene una posición privilegiada y tiene que ser punta de lanza”, señala Moruno.

La regularización permitiría además que la Policía Nacional destinara recursos públicos a su persecución a pequeña escala, destaca Moruno, que cree que este proceso habría de contar con ciertas garantías, por lo que habría que establecer unos “criterios sociales y medioambientales para garantizar una buena aplicación en su uso”. Uno de los obstáculos que se encuentra la legalización es de tipo cultural. La “estigmatización de la marihuana” es otro de los asuntos que se abordarán en el Europarlamento, aunque no es necesariamente el más fuerte, aboga el político morado, que cita en su argumento al informe de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) publicado en 2014 por el que un 52% de la población está a favor de permitir la venta controlada y el consumo privado de esta sustancia a los adultos.

Podemos ha presentado una iniciativa en el Congreso para el estudio de la legalización

Podemos que todavía no tiene estimaciones del impacto real en la economía, quiere estudiar las opciones de regularización, y por ello presentó el 30 de marzo una iniciativa para crear en el Congreso de los Diputados una “Ponencia sobre el cannabis y su posible regulación en el nuevo contexto nacional e internacional. Mientras tanto, la formación se fija en otros precedentes internacionales como Whashington o Colorado, donde “no ha aumentado el consumo de marihuana entre los jóvenes,  han caído los índices de criminalidad y han aumentado los ingresos públicos”. Mientras Canadá plantea legalizarlo para el año que viene con fines recreativos, Portugal debate esta posibilidad.

El país vecino se ha fijado en otra de las opciones que ofrece la regularización de la marihuana: el turismo cannábico: “Portugal se plantea la legalización porque entienden que hay un potencial de 90 millones de consumidores”, señala Moruno, que ve este aspecto como una oportunidad de cambiar el modelo turístico español, un sector que en nuestro país supone el 11% del PIB. “Esto genera otro tipo de turismo, vamos a dejar atrás el turismo de Magaluf, el turismo de Salou”, reflexiona. “A lo mejor es más deseable otro tipo de turismo que no genere esas externalidades negativas como las borracheras masivas, por poner un ejemplo. No tenemos nada de lo que temer”.

Fuente

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimas Noticias