Cómo el cannabis puede ayudar en la enfermedad de Crohn

Publicado en this site

Entre los síntomas de la enfermedad de Crohn, se encuentran las náuseas, los vómitos y frecuentes evacuaciones intestinales, aunque uno de los más llamativos es un agudo dolor abdominal. Los últimos descubrimientos resultantes de la investigación del cannabis han identificado una posible solución para reducir la inflamación que causa esta enfermedad.

Los efectos de la marihuana

En realidad, existen pocas investigaciones sobre los efectos de la marihuana en el tratamiento de la enfermedad de Crohn. El primer estudio directamente relacionado con los efectos del cannabis en ella fue realizado por un equipo del Centro Médico Meir (Israel) en 2013, para analizar el efecto de las variedades Sativa. Participaron 21 personas, de las cuales once fumaban dos cigarros de marihuana al día durante ocho semanas. Las otras diez consumieron una sustancia placebo. Los resultados fueron reveladores, ya que cinco de los once sujetos fumadores de marihuana consiguieron una remisión de los síntomas de la enfermedad. La explicación se encuentra en que el cannabis rico en THC reporta beneficios a los afectados por esta enfermedad.

Más recientemente, el mismo centro ha profundizado en esta materia con nuevas investigaciones. Los resultados han sido presentados en la conferencia de la United European Gastroenterology, aunque todavía no se han publicado. En este estudio, el primero aleatorizado, y en el que participaron cuarenta y seis personas, se ha observado que el cannabis producía una remisión clínica en más de la mitad de los pacientes tras ocho semanas de tratamiento.

Junto con estos estudios, centrados en la enfermedad de Crohn, existen otros sobre los efectos del cannabis en el tratamiento en general de las enfermedades inflamatorias del intestino. Los resultados señalan que algunos cannabinoides son capaces de disminuir el estado inflamatorio del órgano. Uno de los estudios se publicó en 2010 en las páginas del ‘British Journal of Pharmacology’. Los resultados demostraron que el THC, el metabolito psicoactivo del cannabis, es capaz de reducir la inflamación intestinal en ratones. Los resultados obtenidos se compararon con los de la sulfasalazina, un fármaco antinflamatorio ampliamente utilizado para este tipo de dolencias. También se comparó con el CBD, que demostró que tenía efectos positivos, aunque en menor grado que el THC.

En otro estudio, realizado por el Departamento de Farmacología Experimental de la Universidad de Nápoles, investigaron el efecto del CBD en el tejido intestinal de un paciente que sufría de colitis ulcerosa. Extraído mediante biopsia, lo compararon con el de un ratón infectado con colitis. En el curso de este estudio, en el que se realizaron numerosas pruebas y experimentos, el CBD fue identificado como un agente terapéutico prometedor, capaz de mejorar las estimulaciones del eje neuroinmune. Por lo tanto, puede resultar útil para el tratamiento de todas las enfermedades inflamatorias intestinales.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La principal característica de la enfermedad de Crohn es que se trata de una inflamación difusa, que se produce en el tracto digestivo del intestino. La situación patológica involucra tejidos intestinales profundos, que causan problemas ya descritos, como náuseas, vómitos, evacuaciones intestinales numerosas y un agudo dolor abdominal. Pero también, se experimentan síntomas similares a la gripe, con fiebre y sudor nocturno.

En ocasiones, esta patología, como otras enfermedades intestinales, puede expandir sus síntomas hacia otras partes del organismo y causar inflamación en otras órganos del cuerpo, como los ojos, la piel y el hígado, además de úlceras y engrosamiento de la pared intestinal. Otro efecto secundario es una mayor propensión a sufrir depresión y ansiedad.

La causa de esta enfermedad se encuentra en una disfunción del sistema inmunológico. En tales casos, el tejido sano del sistema digestivo es atacado por las defensas del organismo, como si estuviese enfermo, lo que genera la inflamación. Lamentablemente, la ciencia aún no ha podido encontrar una respuesta sobre cuáles son las causas que generan esta disfunción del funcionamiento del sistema inmunológico.

El tratamiento convencional

El tratamiento convencional de esta patología se dirige a paliar los síntomas más graves que produce, ya que no se tiene la certeza sobre cómo atacar a sus causas. Lo más común es apostar por el uso de medicamentos antinflamatorios. Sin embargo, ello no excluye que en determinadas ocasiones se administren otros fármacos para complementar o potenciar lo efectos, como, por ejemplo, los corticosteroides e inmunosupresores, así como productos biofarmacéuticos, esenciales para contrarrestar la acción de las áreas del sistema inmunológico que causan inflamación.

Con los resultados obtenidos hasta el momento, parece abrirse una esperanza para los afectados por esta enfermedad. Al no conocerse las causas que dan lugar a su desarrollo, la única posibilidad con la que cuentan estas personas es la de tratar los síntomas, con lo que cualquier avance para ello será, sin duda, bien recibido. No obstante, conviene ser prudente, ya que las investigaciones con CBD sobre esta materia son todavía escasas. Pero lo que sabemos actualmente es un buen punto de partida para seguir estudiando el efecto del cannabis en los afectados por la enfermedad de Crohn.

Fuente Lamota.og

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.