Descubren por qué un derivado del cannabis reduce el consumo de cocaína

Publicado en this site

Un estudio refleja que el cannabidiol dificulta crear recuerdos asociados

Neurobiólogos de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) han descubierto que el cannabidiol, una sustancia derivada del cannabis sin efectos adictivos, es efectivo para disminuir el consumo de cocaína porque facilita la proliferación neuronal.

Los investigadores del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la UPF, liderados por Olga Valverde, han estudiado en ratones el mecanismo por el que el cannabidiol puede disminuir el consumo de cocaína.

El trabajo, que publica la revista Addiction Biology, ha sido elaborado por los investigadores del Grupo de Neurobiología del Comportamiento (GReNeC-NeuroBio) de la UPF, Miguel Ángel Lujan y Lídia Cantacorps.

El cannabidiol es un compuesto procedente de la planta del cannabis, Cannabis sativa, que no tiene actividad psicotrópica

El cannabidiol es un compuesto procedente de la planta del cannabis, Cannabis sativa, que no tiene actividad psicotrópica y que en estudios anteriores ha mostrado un alto interés farmacológico, con resultados prometedores en el tratamiento de la adicción a las drogas o de la epilepsia.

En estudios previos, ya se había demostrado que el cannabidiol es efectivo para disminuir el consumo de cocaína en un modelo experimental de roedores y este nuevo trabajo ha estudiado el mecanismo por el que el cannabidiol produce este efecto sobre el consumo de cocaína.

Según Valverde, “la adicción a las drogas puede considerarse como un desorden del aprendizaje y la memoria. Al consumir una droga, se crean memorias asociadas a la experiencia y su contexto. Estas memorias se vuelven inalterables y aberrantes, lo que impide que se puedan olvidar las experiencias positivas asociadas a la droga”.

La adicción a las drogas puede considerarse como un desorden del aprendizaje y la memoria”

“Y esto sigue pasando aunque este consumo resulta claramente perjudicial. Además, el consumo se realiza de forma prioritaria incluso por encima de otras funciones básicas, como por ejemplo comer o beber”, según la catedrática de la UPF. “Nuestro estudio demuestra -ha añadido- que el cannabidiol disminuye el consumo de cocaína porque dificulta la formación de las memorias que asocian la droga con su efecto positivo e impide que se creen estas memorias aberrantes sobre la droga”.

Los investigadores han observado que uno de los mecanismos por los que el cannabidiol disminuye el consumo de cocaína es “mediante su efecto proneurogénesis, es decir, facilita la proliferación de las neuronas en una región del cerebro, el hipocampo, implicada en la formación de memorias”, ha detallado Miguel Ángel Luján. Para hacer el estudio los investigadores bloquearon el efecto proneurogénico del cannabidiol administrando un fármaco, la temozolamida.

“Este fármaco bloquea los efectos beneficiosos que produce reduciendo el consumo de cocaína, así como la mejora de la memoria que también produce el cannabidiol”, ha detallado Valverde, que ha asegurado que el hallazgo “puede facilitar el desarrollo de nuevas terapias para el tratamiento de la adicción a la cocaína”.

Fuente

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.