¿El CBD tiene efectos secundarios?

Publicado en this site

¿Qué es el CBD?

El CBD es uno de los más de 113 cannabinoides presentes en la composición del cannabis y junto con el THC uno de los compuestos más conocidos de la planta. Debido a sus propiedades, el CBD se utiliza para el tratamiento de varias enfermedades como por ejemplo el síndrome de Dravet o enfermedades neurodegenerativas como la Esclerosis Múltiple o el Alzheimer.

¿Qué propiedades terapéuticas tiene el CBD?

Aunque sigue siendo necesario investigar más sobre esta molécula, y llevar a cabo más ensayos clínicos con humanos, varios estudios apuntan que el CBD contiene las siguientes propiedades terapéuticas:

  • Anticonvulsivo
  • Relajante muscular
  • Neuroprotector
  • Ansiolítico
  • Antipsicótico
  • Antiespasmódico
  • Antiinflamatorio
  • Antiemético
  • Analgésico

El cannabidiol no solamente se consume a nivel terapéutico, también se usa nivel recreacional pues el interactúa con el THC y contraresta algunos de sus efectos como la sequedad bucal o el apetito desaforado. También equilibra el efecto psicoactivo haciendo que sea más moderado. Por ello las variedades de cannabis ricas en CBD con ratios 1:2 o 1:1 han irrumpido en el mercado en los últimos años y han cambiado las reglas del juego. También las llamadas “pure CBD” como Dinamed CBD se han hecho muy populares.

¿El CBD tiene efectos secundarios?

Cuando comenzó la llamada “Ola del CBD” hace solo algunos años, se crearon muchos mitos alrededor de este cannabinoide, uno de los más extendidos es que el CBD no provoca ningún efecto secundario y que es una sustancia inocua. Si bien es cierto que en comparación con otros medicamentos los efectos secundarios del CBD son muchísimo más leves, sí que existen y hay que tenerlos en cuenta antes de comenzar cualquier tratamiento y, por supuesto, hacerlo siempre bajo supervisión médica.

Seguridad y toxicología

El CBD ha demostrado ser una sustancia que nuestro organismo tolera bien con efectos secundarios leves, sobretodo si los comparamos con otros medicamentos indicados para tratar enfermedades como la epilepsia. Esta es la gran ventaja de este cannabinoide frente a algunos fármacos y lo que ha impulsado a la comunidad científica y médica a estudiar más sobre sus aplicaciones en el ámbito medicinal.

¿Cuáles son los efectos secundarios del CBD?

Estudios con humanos

Existen algunos estudios que han comprobado la efectividad, seguridad y efectos secundarios del CBD en el tratamiento de enfermedades como la epilepsia y la psicosis. En general, los resultados de dichos estudios apuntan que el CBD es seguro para los humanos, sus efectos secundarios son leves y pueden incluir:

  • Cansancio
  • Diarrea
  • Cambios en el apetito y/o el peso

Sin embargo dichos estudios también remarcan que hay que investigar más sobre la interacción del CBD en nuestro organismo ya que por ejemplo quedan algunos parámetros por estudiar como el efecto de este cannabinoide sobre algunas hormonas. También se hace incapié sobre la necesidad de hacer investigaciones con participantes que hayan consumido CBD de forma prolongada o crónica para comprobar sus efectos a largo plazo.

Efectos a nivel endocrino: algunos estudios apuntan que el CBD puede elevar los niveles de las transaminasas en el hígado. Se deduce, por tanto, que podría causar daños en este órgano a largo plazo. Sin embargo, para confirmarlo sería necesario hacer estudios en pacientes que hayan consumido este cannabinoide de forma crónica y en grandes dosis. En un tercio de los casos observados en el estudio los niveles de transaminasas en el hígado se elevaron durante los primeros dos meses de tratamiento con CBD y se reequilibraron en los meses siguientes al tratamiento, sin necesidad de disminuir la dosis de CBD administrada.

También se observó que este incremento se producía mayoritariamente en pacientes que tomaban cannabidiol en conjunto con otros medicamentos como el ácido valproico. La dosis de CBD administrada es un factor crucial en el incremento de las transaminasas, pues en dicho estudio se elevaron los niveles de estas enzimas en el 17% de los pacientes que consumían 20mg/kg/diario, mientras que solo el 1% de los pacientes que tomaban 10mg/kg/diarios sufrió este incremento.

Somnolencia y efecto sedante: algunos estudios apuntan que dosis altas de cannabidiol pueden producir sensación de somnolencia e incluso cansancio.

Estudios in vitro y con animales

Varios estudios realizados con células fuera de un organismo vivo (es decir, en tubos de ensayo), y/o con animales apuntan que el CBD es una sustancia con un perfil de seguridad muy alto. Los resultados afirman que no produce catalepsia, ni altera parámetros fisiológicos como el ritmo cardíaco, la presión sanguínea, o las funciones psicomotoras. Sin embargo, afirman que este cannabinoide sí podría tener los siguientes efectos secundarios:

  • Alteraciones en la viabilidad de las células in vitro.
  • Sistema inmunitario: los resultados de algunos estudios sugieren que el CBD podría tener un efecto bifásico sobre el sistema inmunitario del cuerpo humano. Es decir, en dosis bajas lo estimula y en dosis elevadas inhibe su actividad. Por ello, calibrar la dosis adecuada para el paciente es tan importante, sobretodo si se administra como coadyudante en el tratamiento de enfermedades como por ejemplo VIH.
  • Metabolismo del hígado: se ha demostrado que el CBD inhibe la metabolización de otros medicamentos en el hígado, lo que afecta directamente al efecto que estos tienen en nuestro organismo.

También existen algunas hipótesis que apuntan que el CBD podría inducir a un incremento de los niveles de dopamina y tiramina a través de la inhibición de ciertas enzimas. Esto sería razonable ya que se ha observado que el CBD puede ser efectivo para elevar el estado de ánimo en casos de depresión y también para ayuda a reducir el síndrome de absitencia de drogas duras como la heroína.

No obstante, hace falta más investigación para respaldar estas teorías y cabe remarcar que no se ha estudiado el efecto a largo plazo del consumo de CBD sostenido en este sentido. Es decir, puede haber diferencias entre utilizar el CBD para este propósito de manera ocasional o hacerlo de forma crónica, ya que mientras que el consumo puntual o por un corto periodo puede ser de ayuda, el uso crónico podría resultar contraproducente.

En conclusión, basándonos en los estudios realizados sobre la materia, el CBD ha demostrado tener un perfil alto de seguridad tanto en humanos como en animales. Sigue siendo necesario realizar más estudios en humanos para clarificar algunas de las teorías surgidas de los estudios in vitro.

Cualquiera que sea el caso, si se va a utilizar este cannabinoide como tratamiento para alguna enfermedad es necesario ponerse en manos de un profesional de la medicina para que la dosis y la frecuencia de consumo sean las adecuadas.

Geffrey AL, Pollack SF, Bruno PL, et al. Drug–drug interaction between clobazam and cannabidiol in children with refractory epilepsy. Epilepsia. 2015;56:1246–1251 2.

Ujváry I, Hanuš L. Human metabolites of cannabidiol: a review on their formation, biological activity, and relevance in therapy. Cannabis Cannabinoid Res. 2016;1:90–101

Brzozowska N, Li KM, Wang XS, et al. ABC transporters P-gp and Bcrp do not limit the brain uptake of the novel antipsychotic and anticonvulsant drug cannabidiol in mice. Peer J. 2016;4:e208–

Jones G, Pertwee RG. A metabolic interaction in vivo between cannabidiol and 1 –tetrahydrocannabinol. Br J Pharmacol 1972; 45(2): 375-7.

Holland ML, Allen JD, Arnold JC. Interaction of plant cannabinoids with the multidrug transporter ABCC1 (MRP1). Eur J Pharmacol 2008; 591(1-3): 128-31.

Cannabis Cannabinoid Res. 2017; 2(1): 139–154. Published online 2017 Jun 1. doi: 10.1089/can.2016.0034

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.