El Cultivador 10

24 cultivo básico de un deshumificador o in- stalar más ventiladores en nue- stro cultivo, de forma que la humedad se mantenga o baje del 50%. Aunque parezca con- traproducente ya que el aire puede mover los posibles restos de esporas, es necesario para rebajar el nivel de humedad relativa. Otra alternativa menos cono- cida pero igualmente eficaz, es aplicar rayos UV-C a nuestro cultivo con un proyector es- pecial. Estos rayos dañan las esporas haciéndolas inservi- bles y erradicarán el problema en unas pocas semanas, ya que es necesario realizar varias aplicaciones dejando tres o cuatro días entre sesiones. Esta opción no está al alcance de todos ya que el equipo nece- sario no es económico y ha de aplicarse siguiendo unas es- trictas normas de seguridad. El Azufre micronizado es también una buena y eficaz solución contra cualquier hon- go, aunque a nivel personal tengo mis reservas con este sistema por lo que no en- traremos en detalles, aunque podéis indagar por la red (in- ternet) y obtener información más completa sobre su apli- cación y plazos de seguridad. Como veis, erradicar el Oídio es posible siempre que no esté muy desarrollado y próx- imo a la cosecha. No re- comiendo fumar ni usar para nada (extracciones, tinturas, repostería, etc...) ningún co- gollo ni parte de la planta in- fectada con Oídio. Un conocido cultivador in- dicaba en sus apuntes que los cogollos infectados con Oídio pueden fumarse previo baño de agua con agua oxigenada y un correcto secado antes de la cosecha. No dudo que sea así, pero discrepo firmemente y a nivel personal jamás fu- maría un cogollo infectado por Oídio aunque lo hayamos duchado con esta receta. Ahora que hemos visto cómo eliminar el Oídio, debéis saber que la mejor medicina es la prevención y nada es más sen- cillo que aplicar pulveriza- ciones regulares con cola de caballo a nuestros cultivos para evitar este mal. Botrytis El hongo de la botrytis también conocido como moho gris o po- dredumbre, puede aparecer en nuestras plantas a lo largo de cualquier etapa del cultivo, aunque lo más común es que haga acto de presencia durante la floración avanzada, donde puede aparecer discretamente entre la formación de cogollos. Se propaga por esporas que no dudarán en desarrollarse si el entorno es propicio. Para ello precisan de ciertos parámetros tales como una humedad relativa alta y escasa aireación. Este hongo ataca principalmente a las plantas con exceso de Nitrógeno o plantas débiles. Las variedades Índicas son más propensas también al realizar cogollos mucho más compactos que las variedades sativas. Los cultivos de exterior son los más afectados por este mal, principalmente hacia el final de la floración cuando las lluvias del final del verano / otoño hacen presencia, aunque los cultivos de interior tampoco están a salvo si no se toman ciertas medidas para prevenirlo. Tened presente que cualquier aplica- ción de productos químicos a nuestras plantas conlleva un plazo mínimo de seguridad

RkJQdWJsaXNoZXIy NTU4MzA1