El Cultivador 10

34 cultivo avanzado rosca...), procederemos a in- troducir gas “colibrí” de forma pausada, en pequeños inter- valos de tiempo con el único fin de ir congelando poco a poco el tubo y su contenido. El gas al salir de su envase se en- fría muchísimo, congelando lo que encuentra por su paso, el tubo y como no, la hierba des- menuzada que hemos intro- ducido en su interior. Durante este primer proceso y con esta cantidad de hierba (40gr), usaremos entre medio bote y un bote entero para en- friar bien el tubo. Una vez esté completamente congelado, pasaremos a la acción, inyec- tando “a saco” el segundo bote de gas. La presión hará que por la parte inferior del tubo comience a salir una mezcla de aceite y gas a presión. Dado que el gas es sumamente infla- mable debemos realizar todo este proceso en un lugar muy ventilado y sin nada alrededor que pueda producir que el gas se inflame (nada de porros en- cendidos, cigarros o aparatos eléctricos que ocasionen chis- pas/calor excesivo). Usaremos el bote entero que, sumado al medio bote que habíamos usado para congelar el tubo, hará que en esta extracción en particular usemos bote y medio de gas “colibrí”. El aceite que vaya saliendo del tubo al que estamos inyec- tando gas, lo depositaremos en una bandeja de pyrex (estas típicas bandejas de cristal es- pecial para cocinar en horno), la cual tendremos depositada sobre otra bandeja con agua templada. Tened presente que el gas al salir será muy frio, por lo que la bandeja de pyrex seguramente termine conge- lada y vaya disipando ese frio en el agua templada de la ban- deja inferior. Si el agua se en- fría, bastará con sustituirla para que la bandeja de pírex se temple paulatinamente. La temperatura del agua debe rondar entre 35º y 40º, de esta forma obtendremos un aceite claro. Si el agua está a una temperatura superior, el aceite será bastante más oscuro. Aquí hago otra pausa, para explicar que inicialmente lo que se hacía es realizar un baño maría en la bandeja de pyrex. De esta forma el aceite se calentaba y evaporaba el gas. Pero este proceso no lim- pia tanto el aceite como una buena campana de vacío y dado que vamos a usarla, no es necesario calentar el agua en exceso para realizar un baño maría, puesto que el gas lo eli- minaremos con la campana de vacío. Además proporcionar calor al aceite con restos de gas es un riesgo innecesario. Como podéis ver en las fotos, la bandeja de pyrex que esta- mos usando tiene ya unos cuantos kilómetros.... siempre elaborando BHO, algo que la hace más especial aún ;). Una vez la bandeja y el aceite se hayan templado, co- giendo la temperatura am- biente o incluso algo más cálida si tenemos puesto el aire acondicionado.... pasare- mos a retirar nuestro aceite de la bandeja de pyrex con la ayuda de una cuchilla. Iremos depositando este aceite de forma extendida sobre papel de horno, resistente y poco adherente, ideal para nuestro fin. Rascaremos bien la ban- deja de pyrex procurando re- cuperar todo el aceite vertido en ella, aunque como podéis observar en las fotos, siempre quedará algún resto... No os volváis locos, seguro que se podrán aprovechar en otra elaboración. Tened cuidado de no tocar el aceite con las manos, o que se os caiga un poco de aceite sobre la mesa o similar, ya que es sumamente pegajoso y Para obtener una extracción lo más limpia posible, debemos usar un gas que deje muy pocos residuos, ya que éstos son altamente tóxicos BHO

RkJQdWJsaXNoZXIy NTU4MzA1