El Cultivador 10

46 cultivo guerrilla terreno con arena de río y algo de abono, generalmente mierda de caballo, conejo, ga- llina u otro herbívoro. Incluso estos sustratos de bajísimo presupuesto funcionan. Todo antes que poner las semillas directamente en tu terreno. Cuando tengo la oportunidad de ver un jardín con recién hecha la cosecha, saco del suelo la rama principal, el tocón que hemos dejado cuando se le mete la poda en el tallo a ras de suelo. Ese tocón que queda anclado por las raí- ces en el suelo son muy intere- santes. Los saco y miro el cepellón que queda. Cuanto mejor es el suelo, mayor es el cepellón de raíces. Son muchas y largas. Cuando la tierra es mala, el cepellón es lamenta- ble. Lo diremos hasta el aburri- miento, pero tenemos que en- tender que el sistema radicular de cualquier planta es tan im- portante como lo son los ci- mientos a una casa. Una casucha tiene cimientuchos. Una mansión tiene fantásticos cimientos. Eso de sentido común, ¿no? Creo que nadie con dos dedos de frente cues- tione esta realidad biológica. Por lo tanto, tener un suelo rico en nutrientes, es decir, bien alimentado, es tarea pri- mordial. Si alimentamos a nuestro suelo, en vez de ali- mentar nuestras plantas, nos aseguraremos unas plantas perfectas, de la mejor calidad. Es posible que algún criador muy experimentado y de forma artificial, consiga unos cogollos espectaculares. Pero lo que quiero reflejar aquí es que, si tienes un suelo bueno, vivo y rico en nutrientes, una planta de cannabis crecerá al 100% de sus posibilidades na- turales. Y creedme que un ciento por ciento de una buena genética de cannabis….¡es mucho! Son muchos buenos “viajes” y muchos momentos muy agradables. “Algo muy importante en mi opinión…” –nos insiste el en- trevistado. “Es que las plantas grandes dispongan de, al menos, 70 litros de buen sus- trato para cada una…” Todas las plantas que mostramos tie- nen un máximo de 4 meses de vida. Es decir, plantas germi- nadas a finales de mayo y cose- chadas a finales de septiembre o principios de octubre. ”La planta del cannabis consume muchos litros de sustrato cada mes, un mínimo de 4 o 5 de media…” – aclara el prota. “Y cuando ya llegan a una altura de 2 metros se vuelven insacia- bles…Por lo tanto, es de gran importancia para este tipo de cultivo poner una gran canti- dad de sustrato. ¿Lo mejor? Cien litros por planta…” Bueno, querido lector, nues- tra obligación es mostrarte todos los métodos que se utili- zan con buenos resultados. “Alimenta tu suelo; no tus plantas” es más que una sim- ple frase; es todo un sistema de cultivo con resultados muy bri- llantes. Hasta siempre. En total este sustrato tiene un 40% de coco, un 30% de com- post, un 15% de estiércol de caballo y un 15% de estiércol de gallina seco, polvo de greda volcánica y nada más

RkJQdWJsaXNoZXIy NTU4MzA1