El Cultivador

73 voces conscientes ¿Cómo va esa revolución? Ha sido un verano muy activo e intenso. Tenía- mos una idea que fue cuajando en algo que urgía hacer, que era volver a recuperar las plazas como un lugar de encuentro, de debate en profundidad y de diversión. Estas tres facetas las hemos des- arrollado a lo largo de tres semanas, en la iniciativa Plazaz Plaza (De plaza en plaza) con una furgoneta, un equipo de sonido y cincuenta y cinco ponentes, hemos recorrido cuarenta y dos municipios en veintiún días, dando voz a argumentos y personas que no tienen acceso a losmedios de comunicación estándar y que, de alguna forma, ponen voz a discursos y tesis que están totalmente censuradas en redes sociales, academias, aquello que la versión oficial niega o injuria directamente. ¿Qué contaban esas voces silenciadas? Muchísimas cosas. Cincuenta y cinco personas hablando con libertad absoluta, salvo su propia autocensura, sobre aquello que saben. Se han oído cosas muy interesantes sobre economía, educación, psicología infantil, bioquímica, medi- cina, sociología, hemos escuchado a músicos que han tenido el valor de sumarse a esta comitiva… Hemos creado una sociedad en paralelo. ¿Cuáles son las propuestas de esta sociedad paralela? No hay una propuesta definida, sino la libertad de que las propuestas circulen, que se informe de todas ellas, que haya un debate, que se abran puertas y ventanas… La sociedad que queremos contraponer al globalismo uniformador es dar libertad a la gente para que sea exactamente lo

RkJQdWJsaXNoZXIy NTU4MzA1