El Cultivador

de Fiscalización de Estupefacientes para no dar cabida a la producción y comercio de sumidades floridas, independientemente de su porcentual de THC. Con el objeto de dar seguridad jurídica al respecto se introduce, a modo de aclaración en el artículo 5.3, el siguiente precepto: “Solo se consideran fiscalizados los principios activos del cannabis incluidos en el Convenio de 1971 sobre Sustancias Psicotrópicas. En concreto el THC y sus variantes estereoqúimicas. Todos los productos del cannabis, incluidas las sumidades floridas y los extractos, con contenido en principios activos no fiscalizados en el citado convenio y con contenido inferior a 0,3 % de THC, se consideran de legal y licito comercio, y quedan fuera del ámbito de control y aplicación de la presente Ley, si bien habrá de ser observada y seguida la normativa sectorial al respecto para cada tipo de producto.” A continuación, exponemos las actividades relacionadas con el cannabis no psicoactivo. Material genético de partida para su producción Al igual que para cualquier actividad relativa a la producción de cannabis, ya sea a través de la autogestión, la gestión cooperativa o el mercado regulado, no se impone limitación a la utilización de material genético de partida para el cultivo, independientemente del origen o el formato de dicho material. Esta cuestión queda establecida en la Proposición de Ley en su artículo 23, pudiéndose emplear para la producción de estos productos cualquier semilla, plántula, esqueje, material in vitro o planta madre, con la única limitación de no superar el límite de THC total del 1 %. Producción de cannabis no psicoactivo Para la producción de cannabis no psicoactivo se establece en la proposición de ley la necesidad de tramitar de una licencia de producción regulada en los artículos 66 y 67 del texto. En base a la tramitación de la licencia de producción, también se abre la posibilidad de generar modelos de negocio como las nurseriesde cannabis no psicoactivo con el objetivo de seleccionar genéticas y proveer de plantas madre y esquejes de calidad, para ser utilizados en los proyectos de producción. Otra opción para la producción de cannabis no psicoactivo sería a través de las sociedades cooperativas demicroproductores reguladas a partir del artículo 68 del texto. En todo caso, ante las distintas opciones planteadas, sería necesario el pago de una tasa y la adecuación de las instalaciones a las medidas de seguridad requeridas. Transformación y elaboración de productos del cannabis no psicoactivo En la proposición de ley se habilitan mecanismos para la elaboración de productos derivados de cannabis no psicoactivo, desde la fabricación de extractos hasta la incorporación de estos en procesos de producción de cara a la elaboración de otros productos. Para llevar a cabo esta transformación y procesamiento del cannabis no psicoactivo es necesario tramitar una licencia de transformación regulada en los artículos 75 y 76 de la proposición. El cannabis no psicoactivo, para su transformación, debe proceder de empresas con licencia de producción o de sociedades cooperativas de microproductores. Existe la posibilidad de que una misma empresa ostente la titularidad de una licencia de producción y una de transformación. En el caso de que en el procesamiento del cannabis no psicoactivo se vayan a emplear métodos de extracción donde medien solventes para aislar y concentrar sus principios activos, será necesario la solicitud de una licencia complementaria de extracción con solventes regulada en el artículo 80 de la proposición. El objeto de exigir esta licencia complementaria atiende a que se cumplan las medidas de seguridad requeridas para este tipo de procesos. Comunicación y control de las actividades En base a lo establecido en la proposición de ley, todas las actividades desarrolladas por empresas con licencias del mercado regulado del cannabis están sujetas a un control por parte de la administración, también las que producen cannabis no psicoactivo. El ente encargado de hacer efectivo este control es la Agencia Española de Control de la Regulación Integral del Cannabis (AECRIC), creada al efecto a través de la ley para ello. 22 actualidad legal Para la producción de cannabis no psicoactivo se establece en la proposición de ley la necesidad de tramitar de una licencia de producción regulada en los artículos 66 y 67 del texto era pertinente poner un punto de coherencia y dejar claro que no se puede someter algo a fiscalización por la forma que tiene, sino por su potencial estupefaciente

RkJQdWJsaXNoZXIy NTU4MzA1