Las algas marinas en el cultivo de cannabis

 En 1991 se estimó que se utilizaban anualmente unas mil toneladas de extractos de algas con un valor de 5 millones de dólares. Desde entonces el mercado se ha multiplicado debido, probablemente, al amplio reconocimiento de la utilidad de los productos y a la mayor popularidad de la agricultura orgánica en la que los extractos son especialmente eficaces.

Por Víctor Bataller

Hay varios grupos de algas marinas:

  • Los “Carófitos” son algas muy complejas, de color verde en su mayoría, frecuentes en las orillas de los ríos y lagos. Se reproducen sexualmente o por vía vegetativa.
  • Las “Crisófitas”, también conocidas como algas amarillas, son organismos unicelulares o pluricelulares que se reúnen en colonias de un aspecto dorado. Son de morfología variable con flagelos y sin ellos y en algunos casos se mueven por rizópodos. Siempre se reproducen vegetativamente.
  • Las “Clorófitas” conocidas como algas verdes, son organismos unicelulares o pluricelulares de formas muy variables. La mayoría de las especies microscópicas son propias de agua dulce, aunque hay numerosos grupos marinos que alcanzan cierto tamaño. Se multiplican por división celular, sexualmente o por la fusión de dos gametos de tamaños diferentes. Este grupo de algas se halla muy extendido en la naturaleza ya que algunas de estas le dan color verde a los estanques o cubren la cubierta de los árboles.
  • Los “Cianófitos” se trata de organismos unicelulares carentes de núcleo verdadero y de plastos. Se multiplican por división transversal. La mayoría de las especies viven en el agua aunque algunas de ellas pueden fijar el nitrógeno atmosférico teniendo la habilidad de vivir en tierra.
  • Los “Euglenófitos” son algas de estructura muy sencilla cuya característica más significativa es la presencia de una mancha de pigmento fotosensible. Disponen de uno o dos flagelos, lo que les permite cambiar su forma, y se multiplican por división longitudinal.
  • Los “Feófitos” son algas que alcanzan tamaños de hasta 100 metros y grosores hasta 4 metros. Aunque poseen clorofila predominan los pigmentos marrones por lo que presentan coloración marrón o parda.
  • Los “Pirrófitos” son algas en su mayoría unicelulares que tienen dos flagelos de longitud distinta. La célula se encuentra desnuda o con una cubierta más o menos dura. Tienen un ocelo (similar a una boca) ya que tiene una forma de vida parasitaria o depredadora.
  • Las “Rodófitas” se les conoce como algas rojas y son típicas de aguas marinas de grandes profundidades zonas donde otras especies no pueden sobrevivir por la falta de la luz. A veces son púrpuras o incluso de color rojo pardo pero a pesar de todo ello poseen clorofila. Se reproducen sexualmente y asexualmente y poseen complicados ciclos de alternancia de generaciones.

Los fertilizantes de origen marino fueron antiguamente utilizados en Oriente. Según varios documentos, la utilización de los fertilizantes de origen marino apareció en Europa en el siglo IV. En concreto,  las algas marinas se utilizaban desde tiempo muy remotos como aditivos para suelos actuando como acondicionador de los mismos por su alto contenido en fibra y como fertilizante por su contenido en minerales. Según varios autores las algas marinas se utilizaban gracias a su alto contenido en macroelementos como el Nitrógeno, Fósforo y Potasio y de microelementos, muchos de ellos a niveles de traza. Además contienen gran número de sustancias naturales cuyo efecto es similar a los reguladores del crecimiento de las plantas como vitaminas, carbohidratos, proteínas y sustancias biocidas que actúan contra algunas enfermedades.

Las algas pardas de grandes dimensiones como las especies de los géneros Laminaria y Ascophyllum son muy utilizadas en Europa pero la aparición de productos químicos sintéticos ha reducido su mercado. Las algas pardas como Ascophyllum nodosum, muy conocidas, abundan en las aguas más frías de Irlanda, Escocia, Noruega y Canadá. La importancia que se ha dado a la utilización de las algas marinas y/o sus derivados como bioestimulantes está cada día ganando más amplitud e importancia.

Se consideran bioestimulantes a las moléculas biológicas que actúan potenciando determinadas expresiones metabólicas y fisiológicas en los vegetales.

El crecimiento y el desarrollo de las plantas está gobernado por hormonas vegetales: fitohormonas, las cuales controlan directa e indirectamente la ejecución de numerosas y variadas reacciones fisiológicas y su integración con el metabolismo general.

Los efectos conseguidos por los productos formulados a base de algas marinas como bioestimulantes de las plantas son, entre otros:

  • Aumento del crecimiento de las plantas.
  • Adelanto de la germinación de las semillas.
  • Retraso en la muerte de la planta o en la caída de sus hojas.
  • Reducción de la infestación por nematodos.
  • Incremento de la resistencia a enfermedades fúngicas y bacterianas.
Ascophyllum nodosum
Ascophyllum nodosum

Los extractos de algas marinas son ricos en citoquininas y auxinas, fitorreguladores involucrados en el crecimiento y en la movilización de nutrientes en los órganos vegetativos. Otros beneficios de la aplicación de los extractos de algas en los cultivos son los de mejorar el crecimiento de las raíces, incrementar la cosecha de frutas y semillas e incrementar el grado de maduración de los frutos. Trabajos realizados en una facultad de agronomía e ingeniería forestal demostraron que la aplicación foliar de extractos del alga Durvillea antartica en cultivos de arándano y ciruelo permitió un aumento considerable de la acumulación de materia seca en la parte aérea así como un aumento de la materia seca total de los árboles de dichos cultivos. También se observó un aumento de la concentración de potasio en los ciruelos tratados con este extracto de algas.

Existe cada vez más preocupación en cuanto al uso excesivo de los productos fitosanitarios. Se está dedicando un gran interés a la utilización de conceptos y de productos que en principio estarían previstos para la agricultura biológica o ecológica. Sin embargo, cada vez más personas, entre los científicos y los agricultores, piensan que no tiene sentido la presencia de estas limitaciones y/o denominaciones. En efecto, si existe un modo que podría minimizar el uso de fungicidas o insecticidas tiene que ser utilizado y La activación de las autodefensas de las plantas está basada en estimular los mecanismos de defensa naturales presentes en las plantas que normalmente están en estado latente. Dicho efecto se traduce por el aumento de su capacidad de defenderse contra un espectro de agentes y/o patógenos. La resistencia puede ser específica (relación gen a gen) o no específica. En la actualidad se está dedicando más atención a las resistencias no específicas. Este tipo de resistencia puede ser introducido por varios agentes llamados, según el origen, elicitores bióticos o abióticos. Pueden ser bacterias, hongos, fragmentos de pared celular, glicoproteínas, harpinas, etc.

Varios trabajos han demostrado que la aplicación foliar de extractos del alga Ascophyllum nodosum reducen significativamente la infección por mildiu en hojas infectadas por Phytophtora capsici y Plasmopara vitícola. Los mismos científicos han demostrado un aumento del contenido de “peroxidasas” y de la concentración de fitoalexinas, ambos marcadores de la resistencia natural de las plantas, en las hojas de diversos cultivos. Posteriormente en otro trabajo publicado por los científicos Zhang y Ervin en 1994 demostraron por primera vez la presencia de citoquininas en los extractos de algas y que su aplicación induce un aumento de la concentración endógena del nivel de citoquininas, lo que posiblemente es la base de la mejora contra la sequía.

Ni todas las algas son iguales ni todas están elaboradas con el mismo procedimiento. Los resultados que se pueden obtener con el aporte de extractos de algas están estrictamente relacionados con el proceso de la elaboración de los derivados de algas marinas. Efectivamente se ha comentado también que cuando el proceso para la elaboración de los derivados de algas marinas es el adecuado, los microorganismos que viven asociados con ellos permanecen en estado viable y se pueden propagar donde se aplican incrementando las cantidades de los elementos y de las substancias que contienen, potenciando su acción siempre de forma totalmente natural.

Ascophyl lumnodosum
Ascophyl lumnodosum

 Se diferencian, principalmente, tres procesos de fabricación: por un lado está el proceso físico que busca la ruptura de las células del alga para que se liberen los compuestos que contiene en su interior. Este proceso respeta enormemente las cualidades iniciales de los componentes de las algas. El segundo proceso es químico que se basa en el cambio del pH del medio donde se encuentra el alga para obtener sustancias más simples. Es un método muy agresivo para las fitohormonas pero que aumenta la riqueza mineral del formulado. Por último se encuentra el método enzimático que posiblemente sea el más viable si tenemos en cuenta factores económicos y de calidad. Busca la formación de compuestos más simples y asimilables por la planta partiendo de largas cadenas de polisacáridos utilizando enzimas como herramienta de fragmentación.

Es adecuado pensar que la agricultura está en una fase de importantes cambios. Los productos naturales van a jugar un papel cada vez más importante. Efectivamente, de ahora en adelante, la investigación sobre nuevos productos agrícolas debe aumentar su competitividad pero también dominar la elaboración para que su calidad y el respeto por el medio ambiente estén al principio de la reflexión.

TRABE, S.A. presenta varios formulados a base de algas marinas, unos productos que desde un principio fueron una de sus apuestas más firme.

HEMPLEX® es un concentrado obtenido de algas frescas Laminaria sp también conocidas como “Quelpo” originarias del Océano Índico. El método de fabricación es por un proceso físico aplicando de forma alterna frío y calor, una técnica que busca la ruptura celular sin reactivos químicos. De esta forma se consigue obtener fitohormonas de gran calidad, pureza y estabilidad con las que se pretende estimular el desarrollo de la planta en todo el ciclo de cultivo. Contiene Citoquininas, Auxinas, Betaínas, Nitrógeno, Fósforo y Potasio.

HEMPLEX® es absorbido de forma rápida por la planta, acelerando el metabolismo y aumentando la disponibilidad de nutrientes. Favorece el desarrollo de las flores, producción de resina y estimula el desarrollo de las raíces secundarias. Durante la floración mejora el desarrollo de la flor y el rendimiento final de la cosecha. No es un fertilizante, es un formulado diseñado para estimular todos los ciclos de la planta en combinación con otras soluciones nutritivas. También actúa en plantas madre haciéndolas más resistentes y fuertes.

Radical Flower actúa como bioestimulante del metabolismo de las plantas.  Es un formulado de origen vegetal que combina aminoácidos libres de origen vegetal y extracto de Ascophylum Nodosum y que actúa en sinergia con los procesos naturales de la planta, incrementando su actividad proteica y enzimática de forma natural lo que produce un aumento de la floración y el incremento de resina en el cultivo. Promueve la producción de precursores de la síntesis de THCA de forma potente, natural y ecológica. Produce plantas más sanas, con una floración sólida, llena de vitalidad y con una producción mayor de resina.

Revihemp es un producto auxiliar para el suelo y las plantas. Es un sustrato nutritivo orgánico biológico de estructura viscosa procedente de algas pardas especialmente tratadas en combinación con hidratos de carbono de elevado peso molecular (biosacáridos). Neutraliza las sustancias nocivas como sales y metales pesados, aumenta las defensas naturales de las plantas, activa la formación de las hormonas de crecimiento, aumenta la capacidad de retención de agua y nutrientes, fomenta la formación de nuevas raíces, aumenta el desarrollo de los microorganismos en el suelo, aumenta la aireación del suelo y la formación de agregados, aumenta la formación de micorrizas y activa la movilización y aporte de nutrientes a la planta.

Además de extractos algínicos y polisacáridos, contiene coloides de la arcilla Montmorillonita, Vitaminas A, B1, B2, B12, C, D, D6 y K, citoquininas y fitohormonas.

Tratamientos Bio-Ecológicos S.A.

 

https://www.cannabismagazine.net/las-algas-marinas-en-el-cultivo-de-cannabis/

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Los diez errores del cultivador principiante, desde el sembrado a la recolección (II)

Próximo artículo

Sistemas de alto rendimiento para el cultivo de cannabis (IV)

Últimas Sin categoría

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies