Los fabricantes de cannabis luchan por reinar en el mercado de EEUU a la espera de la legalización

Publicado en this site
Las canadienses y las californianas partirían con ventaja

Las encuestas indican que una amplia mayoría de los estadounidenses respaldan la legalización del consumo de cannabis. Numerosos estados, con California a la cabeza, ya la han despenalizado. Todo indica que en una o dos legislaturas la droga será legal en todo el país. Y los fabricantes están luchando para posicionarse y lograr hacerse con el liderazgo del mercado multimillonario que se abriría entonces.

Según informa Bloomberg, el analista Michael Lavery adviertió a sus clientes de que “en las primeras etapas de una nueva industria puede ser difícil identificar a los ganadores a largo plazo”. Entre sus principales apuestas, las canadienses Canopy Growth y Tilray, que operan legalmente en su país desde el pasado mes de octubre, cuando se despenalizó la marihuana.

En ese tiempo, las ofertas de trabajo relacionadas con el sector de la marihuana canadiense se han triplicado y ya suponen 34 de cada 10.000 anuncios de empleo. Se estima que entre 2.400 y 3.500 personas ya trabajan en ese sector. Mientras, las empresas no dejan de crecer en bolsa, en lo que ya se está describiendo como “la burbuja de la marihuana“.

En EEUU, Lowell Herb y Pax Labs, dos marcas californianas, han tomado la delantera en su estado, el más rico y con una población similar a la de España. La droga es legal allí desde el 1 de enero de 2018 y Lowell controla ya el 35% del mercado de los cigarrillos enrollados, mientras que Pax Labs se dedica a vender artículos para el consumo, como pipas o bongs.

Entre sus ventajas, el hecho de que la ley californiana obligue a los consumidores a identificarse al comprar la droga permite a las empresas recopilar una gran cantidad de datos valiosos sobre su uso. Con ese conocimiento, podrían tener una gran ventaja inicial a la hora de expandirse por el resto del país.

Sin embargo, donde más interesante puede resultar la entrada de la droga es en los derivados. Las empresas de cigarrillos electrónicos son uno de los objetivos de este sector gracias a su veloz crecimiento como una versión menos dañina del tabaco. Y Coca-Cola, entre otros, está planteándose la posibilidad de vender bebidas “destinadas al bienestar” que lleven el compuesto activo del cannabis (CBD) en vez de azúcar.

Fuente

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.