Plan de gestión integrada de plagas

Publicado en this site

Cuarto de plantas madres

 Por Massimiliano Salami (drgrow)

En la foto un cuarto de floración donde se ha aplicado una estrategia de manejo integrado empezando desde el cuarto de madres.En la foto un cuarto de floración donde se ha aplicado una estrategia de manejo integrado empezando desde el cuarto de madres.
Introducción

Este mes vamos a proponer un plan de gestión integrada de las plagas más comunes en los cuartos de plantas madres de cannabis. ¿Por qué en el cuarto de plantas madres? Porque es en estos recintos donde comienza toda producción de marihuana medicinal. Si el cuarto de madres está infestado por una o más especies-plagas, estas se extenderán desde aquí a los cuartos de floración, pasando por el vegetativo. O sea, las plantas madres, vista su larga vida, suelen formar los primeros focos de infección, por eso es donde hay que actuar primero.

Está demostrado que una gestión integrada de las plagas en los cuartos de plantas madres implica mayor y mejor producción.

Este plan basado en una estrategia preventiva es, a día de hoy, una de las estrategias más eficaces para el control de plagas como la mosca blanca, la araña roja, trips y mosca del mantillo, muy comunes en todos los cuartos de plantas madres del mundo.

Desde hace más de 10 años, mi equipo y yo, hemos ido investigando, ensayando y descartando cuales de todos los enemigos naturales comerciales existentes son los más eficaces en los cultivos de cannabis. Durante estos 10 años hemos venido elaborando diferentes estrategias, pero ha sido en los últimos 5 años, con la introducción de nuevas especies y razas de enemigos naturales, cuando por fin hemos conseguido elaborar una estrategia completa de manejo integrado de plagas, basada en la lucha biológica y técnicas de control para-biológico.

Este plan se ha convertido en referencia para los cultivadores de marihuana medicinal, ya que, en él, no se incluye en ningún momento y bajo ningún concepto el empleo de pesticidas, ya sea de origen químico o natural.

La lucha biológica es la base de la estrategia que aquí vamos a proponer. Se trata de realizar sueltas inundativas y repetitivas de los ácaros Amblyseius californicus, enemigos de las arañas rojas y trips, Amblyseius swirskii, enemigos naturales de la mosca blanca, trips y araña roja, el nemátodo Steinernema feltiae, entomopatógeno de las moscas del mantillo, trips (fase de pupa en el suelo), etc. y el complejo de microorganismos Jumus “00” también para la mosca del mantillo.

Junto a la lucha biológica aplicaremos técnicas de control para-biológico, como el empleo de trampas cromáticas, control de condiciones ambientales, “poda” y por supuesto, una correcta alimentación mineral, elaborada con la colaboración de Canna España, garantizarán un cuarto de plantas madres y por tanto, el resto de la cadena de producción, libre de plagas.

Plantas madres con estrategia de control biológico basada en el manejo de ácaros Amblyseius swiskii. Cuarto de plantas madres. Plantas madres con estrategia de control biológico basada en el manejo de ácaros Amblyseius swiskii. Cuarto de plantas madres.

Gestión Integrada en cannabis

¿Qué es la G.I. y como se aplica al cannabis? La Gestión Integrada o Manejo Integrado de Plagas en Cannabis (M.I.P.C.) consiste en la aplicación en conjunto de las cuatro siguientes técnicas de control de plagas:

1. Lucha biológica

La lucha biológica consiste en el manejo de los enemigos naturales de las plagas y sus recursos. Los seres vivos usados como enemigos naturales pertenecen a uno de estos 3 grandes grupos: insectos, ácaros y entomopatógenos.

Actualmente todas las investigaciones que se realizan sobre el control de plagas se basan en estrategias de lucha biológica, esto es debido a que han demostrado ser la verdadera arma contra las plagas. Los cultivos que gestionan las plagas con esta técnica sufren menos pérdidas de producción y tienen menos gastos que aquellas explotaciones que todavía utilizan calendarios de tratamientos repetitivos con plaguicidas.

2. Control para-biológico

El control para-biológico, al contrario de la lucha biológica consiste en el manejo de las poblaciones de las especies plagas y sus recursos. Por tanto, con el control para-biológico pretendemos dificultar el desarrollo de las plagas, disminuir sus poblaciones y dispersión. El control para-biológico sólo ofrece retardar la evolución de la plaga, frenarla de forma temporal. El control para-biológico no es suficiente para evitar que las plagas sobrepasen el umbral de tolerancia estimado. Esta técnica tiene que ir siempre acompañada de la lucha biológica.

3. Control químico

Aquí es donde se presenta la principal diferencia del M.I.P. en cultivos comerciales y del M.I.P.C.

El control químico consiste en la aplicación de insecticidas y acaricidas, ya sean de síntesis o de origen natural. En el manejo integrado de plagas hay ciertas sustancias químicas que podríamos usar (las más respetuosas con el medio), pero en nuestras estrategias de control aquí expuestas, no vamos a incluir ningún tratamiento químico de ninguna índole. Los tratamientos con plaguicidas químicos deben ser evitados a toda costa en este cultivar.

4. Control natural

El control natural es la acción que realiza la fauna auxiliar sobre las poblaciones de los distintos insectos y ácaros plagas (y no plagas). En los cultivos de interior el control natural es nulo en la mayoría de los casos, aunque en ciertas ocasiones hemos podido observar control natural en cultivos de interior. El caso que más se ha repetido, es la aparición espontánea de las avispas parásitas Encarsia formosa e individuos del género Eretmocerus. No es coincidencia el hecho de que esto solo lo hemos presenciado en cultivos que habitualmente aplican estrategias de lucha biológica.

 Dispensadores de distintas especies de ácaros depredadores del género Amblyseius.Dispensadores de distintas especies de ácaros depredadores del género Amblyseius.

Plagas de los cuartos de madres y su Gestión Integrada

La araña roja

Las arañas rojas son ácaros fitófagos, muy polífagos y cosmopolitas, son plaga para la mayoría de las plantas y han demostrado ser incontrolables con técnicas de control químico. Crean resistencia muy rápidamente y por tanto el resurgimiento de la población es sólo cuestión de tiempo.

El control curativo de la araña roja a través de la lucha biológica es bien conocido, pero las estrategias usadas hasta la fecha han evolucionado notablemente en los últimos dos años. La estrategia que a continuación vamos a proponer ha pasado de ser 100% curativa a preventiva. Antiguamente teníamos que esperar la aparición de individuos plaga para posteriormente poder realizar sueltas de control.

Esto claramente conllevaba un riesgo, si no se escogía bien el momento de la suelta y la cantidad de individuos a liberar, la situación podía ser peligrosa. Además del consecuente gasto, ya que los enemigos naturales utilizados en estrategias curativas son mucho más caros y por tanto inviables para cultivos de uno o dos metros cuadrados.

Estrategia DG para MIPC

Lucha biológica

La lucha biológica más moderna en el cultivo de cannabis contra la araña roja se realiza con la liberación de los ácaros depredadores Amblyseius californicus. El manejo de estos enemigos naturales de la araña roja consiste en la simple colocación de 1 o 2 sobres dispensadores por metro cuadrado. Los dispensadores se deberán colocar en lugares estratégicos, por ejemplo, en las plantas más centrales. Hay que garantizar que las plantas se toquen en los siguientes días para facilitar la dispersión de los ácaros por el cultivo.

Los ácaros son muy resistentes a las condiciones ambientales que encontramos en la mayoría de los cultivos de interior.

El estado fenológico de las plantas madres favorece el movimiento de los ácaros.

Las repeticiones son necesarias según se observe, normalmente la segunda suelta se suele realizar (aplicando la mitad de individuos liberados en la primera suelta) entre la segunda y tercera semana. Las sueltas posteriores se harán según se observe la evolución.

Una vez establecido el equilibrio entre enemigos e individuos plaga esto se mantendrá durante un tiempo.

Control para-biológico

La técnica de control para-biológico más común en la gestión de la araña roja en interior es el control de las condiciones ambientales, ya que ésta, es altamente sensible a los cambios de temperatura. La araña roja completa su ciclo vital en tan sólo 7 días a una temperatura de 30ºC. En cambio, las temperaturas de 24-25ºC alargan mínimamente la duración del ciclo biológico de estos fitófagos.

Además estas condiciones también favorecen el desarrollo de los enemigos naturales.

Control químico

No necesario.

Control natural

No hay citaciones sobre el control natural de la araña roja en interior.

La mosca blanca

La mosca blanca es quizás la especie plaga más importante en los cultivos de interior. Estos homópteros son perjudiciales para el cannabis, succionan la savia elaborada de la planta. La gestión integrada de esta plaga también ha pasado a ser puramente preventiva.

La mosca blanca hasta hace tan solo 5 años, se controlaba a través de sueltas de avispas parásitas del género Encarsia y Eretmocerus. Al igual que para la araña roja, había que esperar a la aparición de algunos individuos para poder realizar el control. Estas técnicas curativas son muy eficaces, pero con el inconveniente de que el coste de las sueltas es muy elevado para cultivos inferiores a los 10-20m2 y, por supuesto, por su carácter no preventivo.

Gracias a los avances desarrollados en los últimos años en el campo de la cría de enemigos naturales, se ha podido cambiar a estrategias a preventivas, que además han reducido los costes (para autocultivos de 1-2m2) a una media de 8 euros por metro cuadrado y ciclo.

Estrategia DG para MIPC

Lucha biológica

La lucha biológica que se realiza en los cuartos de plantas madres para el control de la mosca blanca está basada en la suelta de ácaros depredadores Amblyseius swirskii. Estos generalistas se alimentan de varios animalitos además de individuos de la especie plaga. Su preferencia a la hora de alimentarse: moscas blancas y trips como primer y segundo plato respectivamente. En su ausencia también se alimentan de ácaros como la araña roja u otros animalitos, también pueden sobrevivir a base de polen, melaza o néctar.

La estrategia usada con los Amblyseius swirskii consiste en la suelta inundativa de estos enemigos a dosis de 250 ácaros por m2. En un cultivo de madres colocaremos uno o dos sobres dosificadores en las plantas más centrales para favorecer su dispersión por el resto del cultivo. La segunda repetición se suele hacer con la mitad de la dosis de la primera suelta (un sobre dispensador por metro cuadrado).

Los dispensadores comerciales de Amblyseius vienen microperforados para que los ácaros puedan salir, por tanto, no precisan ser abiertos. Pero, es posible abrirlos y dispersar el contenido sobre las plantas. Esta es otra manera de hacer la suelta y se suele utilizar cuando ya hay presencia de mosca blanca.

Los Amblyseius swirskii se moverán activamente por las plantas en busca de huevos y larvas de mosca blanca para comer.

Control para-biológico

El control para-biológico es vital en las estrategias de gestión de la mosca blancas. Su asociación con la lucha es pura sinergia. Las técnicas de control para-biológico mas frecuentes son: el saneamiento de las plantas antes de las sueltas para reducir los focos de infestación y facilitar el movimiento de los enemigos naturales, no olvidemos que éstos no vuelan; por supuesto el control de las condiciones climáticas y en particular de las temperaturas y la eliminación de las hojas de las partes bajas (al ser las primeras en albergar las colonias). Con el control para-biológico podemos atacar directamente a la población a través de la captura de adultos alados con tarjetas amarillas adhesivas. Éstas se colocarán a razón de una placa de 10 cm x 25 cm por metro cuadrado.

Control químico

Innecesario para el control de las dos especies más frecuentes en el cultivo de cannabis: Trialeurodes vaporariorum y Bemisia tabaci.

Control natural

No es común en los cultivos del cannabis de interior, pero se han dados casos de aparición espontánea de avispas del género Encarsia y Eretemocerus, al igual que el díptero depredador Coenosia attenuata o “mosca tigre”. Estos enemigos naturales suelen estar asociados a poblaciones bastante importantes de moscas blancas.
En la foto, un cuarto de plantas madres 100% “ecológico”. Vista su eficiencia, cada vez son más lo cannabiscultores que optan por este tipo de control.En la foto, un cuarto de plantas madres 100% “ecológico”. Vista su eficiencia, cada vez son más lo cannabiscultores que optan por este tipo de control.

Los trips

Los trips son una plaga muy común en los cultivos de interior, durante años fue la tercera plaga con mayor incidencia. Al igual que con las otras dos plagas, la gestión del trips pasó de ser curativa a preventiva. Los enemigos comerciales que ofrecía el mercado para estrategias preventivas no eran tan eficaces como los actuales y por tanto se utilizaban estrategias curativas con enemigos del genero Orius.

Estrategia DG para MIPC

Lucha biológica

La lucha biológica sobre la especie de trips más comunes en los cultivos de cannabis en interior se realiza con sueltas combinadas de los ácaros Amblyseius swirskii y Amblyseius californicus. Estas sueltas tienen carácter preventivo y también curativo.

Las sueltas para el control de trips, son lo que se denominan “sueltas completas”, ya que su control se extiende a las poblaciones de mosca blanca y araña roja.

Liberaremos dos sobres dosificadores uno de Amblyseius swirskii y otro de Amblyseius californicus, esto sumará un total de más 350 ácaros (250 swirskii + 100 californicus) por metro cuadrado… aquí están los “300”.

Control para-biológico

El control para-biológico en la gestión de los trips de la marihuana se basa principalmente en el saneamiento de hojas, y/o de plantas infestadas gravemente, el control de las condiciones ambientales y la colocación de trampas amarillas y azules de 10cmx25cm por metro cuadrado.

Control químico

No es necesario para la mayoría de las especies de trips que atacan en interior.

Control natural

No se ha detectado presencia de enemigos naturales de forma espontánea en los cultivos de interior.

Las moscas del mantillo

Las moscas del mantillo son “la plaga de todos los cultivos de interior”. Esta plaga se ha convertido en el número uno de los cultivos en maceta e hidropónicos. Una plaga altamente polífaga y cosmopolita.

Las larvas son el estadio fitófago de esta plaga, éstas se alimentan de las raíces de las plantas. En ataques graves destruyen dichas raíces y favorecen la aparición de enfermedades tipo la Fusariosis.

Estrategia DG para MIPC

La lucha biológica contra esta plaga se basa en estrategias curativas en cuanto se observen los primeros individuos. Los enemigos naturales más usados para el para el control de estas moscas fitófagas del cannabis son los nemátodos entomopatógenos Steinernema feltiae y el complejo de microorganismos JUMUS. Estos agentes de control biológico causan enfermedades mortales en las poblaciones de las distintas especies de moscas del mantillo.

Los nemátodos se aplican por riego a razón de 500.000-1.000.000 de individuos (larvas infectivas) por metro cuadrado. Repetir según sea necesario.

El JUMUS se aplica a razón de 25-50ml por planta según maceta. Repetir cada 3 semanas con o sin plagas, por su efecto preventivo.

Control para biológico

El control para-biológico aplicado a la poblaciones de la mosca del mantillo se basa en la colocación en cada maceta de una tira tarjeta adhesiva amarilla de unos 3cmx10cm para captar los adultos alados. Esta estrategia además agrede e interrumpe el ciclo de la plaga. Las trampas deben ser dispuestas de manera que la captación sea masiva.

Otra práctica fundamental es la eliminación de hojas y ramas de las partes bajas para favorecer el movimiento del aire. Las moscas del mantillo precisan de un sustrato y ambiente bien húmedo para que los huevos maduren y nazcan las larvas. Secar los primeros centímetros superficiales de sustrato dificultará el nacimiento de las larvas.

Control químico

No es necesario para el control de esta plaga.

Control natural

No hay referencias sobre la posible aparición espontánea de enemigos naturales de la mosca del mantillo en cultivos de interior.

Una foto histórica, año 2003, primeras estrategias de control biológico sobre las mosca del mantillo en cultivo sin suelo de cannabis. Uno de los cuartos de planta madres originarios que dieron vida a Vulkaniaseeds. En la foto, una colección de madres en hidropónico protegidas con Steinernema feltiae.Una foto histórica, año 2003, primeras estrategias de control biológico sobre las mosca del mantillo en cultivo sin suelo de cannabis. Uno de los cuartos de planta madres originarios que dieron vida a Vulkaniaseeds. En la foto, una colección de madres en hidropónico protegidas con Steinernema feltiae.

Nutrición mineral

Además de las técnicas de control para-biológico expuestas arriba, la nutrición mineral juega un papel primordial en la gestión integrada de plagas de la marihuana. Las plantas que reciban una nutrición equilibrada serán más sanas, fuertes e incluso más resistentes ante un ataque de una o más plagas.

Agradeciemientos: Claudia y Fede (Dr. Grow´s Productions)

Referencias:

[1]    Charlas sobre gestión integrada de las moscas del mantillo. http://www.cannabismagazine.es/digital/videos2/video/60-expocannabis-sur-2011-por-massimiliano-salami

[2]    Marihuana: la problemática de los pesticida en cannabis http://youtu.be/Ld9yRi11EdA

[3]    Manejo integrado de plagas en cannabis http://youtu.be/B2y1-PnnTg0

[4]    Control de plagas en plantas madres http://youtu.be/GhM8j0dWXKg

[5]    Primer trasplante con Jumus DobleCero http://www.youtube.com/watch?v=3T8sTaa6cnU

[6]    Trasplante final con Jumus DobleCero http://youtu.be/1PnQ8ii8MDc

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.