¿Qué es el CBDV?

Publicado en this site

El CBDV, también conocido como cannabidivarina, o cannabidivarol es uno de los más de 113 fitocannabinoides presentes en la composición de la planta del cannabis. Este componente tiene una estructura química muy parecida a la de su homólogo el CBD, y produce unos efectos parecidos sobre nuestro organismo. Fue descubierto en 1969 y ha permanecido en la sombra (como la gran mayoría de cannabinoides excepto el THC), hasta hace poco, cuando se han iniciado investigaciones para ahondar en sus posibles aplicaciones en el campo medicinal. Como su primo hermano el CBD, el CBDV es un cannabinoide que no produce efecto psicoactivo, es decir, no provoca ese “colocón” que asociamos a la marihuana.

¿Cómo interacciona este cannabinoide con nuestro organismo?

Así como el THC y el CBD ejercen su efecto sobre nuestro organismo a a través de su interacción con los receptores CB1 y CB2 de nuestro sistema endocannabinode, el efecto anti-convulsivo que produce el CBDV se activa a través de unos mecanismos en los que estos receptores no intervienen. Por lo visto, algunos de los efectos de este cannabinoide se modulan a través del receptor de potencial transitorio TRPV1, un canal iónico que actúa como receptor y que se encuentra en el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico. Por ello, está involucrado en la transmisión y regulación del dolor y de la integración de varios estímulos dolorosos.

 

¿En qué variedades se encuentra el CBDV?

Los niveles de CBDV presentes en la composición de las variedades de marihuana que actualmente encontramos en el mercado son inferiores a los de cannabinoides principales, como por ejemplo el CBD o el THC. Sin embargo, la concentración de cannabidivarina es más alta en las variedades ricas en CBD. Algunos indicios apuntan a que originariamente el CBDV se encontraba en mayores cantidades en algunas Landraces del norte de la India que crecían cerca de las áreas montañosas, y con las que se hace el famoso hashís nepalí.

Absorción del CBDV

El CBDV no es soluble en agua (o lo es en unas cantidades mínimas), y su biodisponibilidad por vía oral es muy baja (menos de un 6% en humanos), por ello este método de consumo no es el más recomendable para la administración de este cannabinoide.

¿Qué propiedades terapéuticas tiene el CBDV?

Estudios recientes afirman que el CBDV es un cannabinoide con un gran potencial terapéutico, esto ha hecho que compañías como GW Pharmaceuticals pongan su ojo en él y comiencen sus investigaciones. Según los estudios realizados, la mayoría con animales, la cannabidivarina es efectiva para tratar la epilepsia, el autismo y el dolor neuropático.

CBD y epilepsia

En un estudio realizado con ratones, el CBDV demostró ser un anticonvulsivo muy efectivo que cubre un amplio rango de diferentes tipos de ataques epilépticos. Además, este estudio concluye que la cannabidivarina no afecta a las funciones motoras y es, por tanto, un buen candidato para el tratamiento de esta enfermedad.

Después de que varios estudios comprobaran la efectividad del CBDV para reducir los ataques epilépticos, un equipo de científicos quiso comprender el mecanismo, a nivel molecular por el cual sucede esto. A través de este estudio se llegó a la conclusión de que este cannabinoide actúa como anticonvulsivo en nuestro organismo porque reduce la expresión de los genes relacionados con la epilepsia. Ya que, exceptuando un tipo de genes llamados constitutivos, que siempre se expresan en todas las células, todos los demás se pueden expresar o no dependiendo de la función de la célula en un tejido particular.

Sin embargo, hace falta más investigación para entender exactamente cómo funcionan estos mecanismo. Lo único que sí se ha podido comprobar es, como decíamos más arriba, que la acción anti-epiléptica de este cannabinoide no se produce por su interacción con el receptor CB1.

CBDV y Autismo

Aunque son pocos los estudios realizados en este campo, empresas como GW Pharma han iniciado estudios para comprobar las posibles aplicaciones del CBDV en el tratamiento del trastorno del espectro autista. Estos se han realizado administrando CBDV junto con CBD y los resultados son prometedores, pues apuntan a que estos cannabinoides podrían inducir a una mejora en a nivel cognitivo y social así como reducir los comportamientos compulsivos y repetitivos. Estudios como el que se inició el pasado diciembre con niños con autismo y que se encuentra en estos momentos en la segunda fase. Esta investigación quiere comprobar la seguridad del CBDV y se está llevando a cabo con dosis de 10mg/kg al día.

CBDV y síndrome de Rett

El síndrome de Rett es trastorno neurológico que afecta casi únicamente a niñas y mujeres. Está causado por mutaciones en el cromosoma X y se caracteriza por el deterioro de las funciones cognitivas, sensoriales, emocionales, motoras y autonómicas (movimientos de las manos, crecimiento retardado del cerebro, convulsiones y retraso mental). Un estudio realizado con roedores afirma que el CBDV contribuye a revertir el deterioro y la atrofia de las áreas del cerebro implicadas en el síndrome de Rett. De nuevo GW Pharma está impulsando un estudio para comprobar la efectividad de la cannabidivarina en el tratamiento de esta enfermedad.

CBDV y dolor neuropático

La investigación en este campo todavía es mínima, sin embargo sí existen algunos estudios como el que se inició en el 2015 con pacientes que sufren dolor crónico neuropático asociado al VIH. Este ensayo clínico todavía todavía está en proceso, por tanto, no hay resultados por el momento. Aunque algunos indicios apuntan a que este cannabinoide podría ser efectivo para reducir este tipo de dolor, todavía queda mucho que investigar en este campo.

CBDV y náuseas

El cannabis se utiliza como tratamiento para reducir las náuseas y hoy en día muchos pacientes que están recibiendo quimioterapia lo utilizan para paliar sus efectos. En este sentido, un estudio realizado con ratones afirma que tanto el THCV como el CBDV son efectivos como antieméticos.

Cannabidivarin is anticonvulsant in mouse and rat. Hill AJ1, Mercier MS, Hill TD, Glyn SE, Jones NA, Yamasaki Y, Futamura T, Duncan M, Stott CG, Stephens GJ, Williams CM

Cannabidivarin (CBDV) suppresses pentylenetetrazole (PTZ)-induced increases in epilepsy-related gene expression.Amada N1, Yamasaki Y, Williams CM, Whalley BJ.

Cannabidivarin-rich cannabis extracts are anticonvulsant in mouse and rat via a CB1 receptor-independent mechanism. Hill TD1, Cascio MG, Romano B, Duncan M, Pertwee RG, Williams CM, Whalley BJ, Hill AJ.

Chronic treatment with the phytocannabinoid Cannabidivarin (CBDV) rescues behavioural alterations and brain atrophy in a mouse model of Rett syndrome. Vigli D1, Cosentino L1, Raggi C2, Laviola G1, Woolley-Roberts M3, De Filippis B4.

Evaluation of the potential of the phytocannabinoids, cannabidivarin (CBDV) and Δ(9) -tetrahydrocannabivarin (THCV), to produce CB1 receptor inverse agonism symptoms of nausea in rats.Rock EM1, Sticht MA, Duncan M, Stott C, Parker LA.

Fuente DINAFEM.org

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.