¿Qué es un vaporizador de mesa?

Publicado en this site

Cada día hay más consumidores de marihuana que deciden optar por un vaporizador de mesa en su casa. Con los vaporizadores de marihuana puedes disfrutar de todas las propiedades del cannabis sin llegar a inhalar el humo del tabaco. Se trata de la mejor opción a la hora de consumir marihuana medicinal.

Desde la aparición hace ya unos años del vaporizador Volcano, famoso en todo el mundo, el catálogo de vaporizadores en el mercado se ha ampliado muchísimo. Casi todos te permiten regular la temperatura para ajustarla a tus gustos y necesidades, con una variedad de configuraciones para cada tipo de material que desees vaporizar: desde 150 hasta más de 200 ºC, todos los usuarios encontraran la mejor opción para vaporizar marihuana.

En la cultura del cannabis, un vaporizador es un dispositivo utilizado con fin de inhalar las sustancias orgánicas que desprende la planta del cannabis en forma de vapor a través de la aplicación de calor. Los vaporizadores extraen los compuestos de la planta seca y de los concentrados y/o líquidos sin llegar a quemar la sustancia misma.

Los vaporizadores de mesa suelen ser dispositivos sofisticados y algo grandes que no están diseñados para darles uso sobre la marcha tal y como lo son los vaporizadores portátiles. Los vaporizadores de mesa a menudo vienen equipados con una variedad de características de las que los vaporizadores portátiles no disponen.

Los vaporizadores de mesa necesitan ser conectados directamente a una fuente de energía para funcionar. En consecuencia, tienen una fuente de energía estable y potente, lo cual significa mayor cantidad de vapor y en general, una mejor experiencia para el usuario.

Los vaporizadores de mesa tienen cámaras más grandes y en caso de que funcionen con batería, disponen de baterías con una vida media considerablemente superior a la de sus parientes portátiles, necesitando así menos recargas que los vaporizadores móviles. Esto los convierte en compañeros ideales para sesiones de vaporización en casa más largas y con más gente involucrada, ideal para noches especiales y fiestas.

Con los vaporizadores de mesa existe una variedad de métodos de consumo, tales como globos, látigos, o extensiones de pipas de agua. Ya que la gran mayoría de vaporizadores de mesa incluyen más de una de estas opciones, también es verdad que resultarán algo más costosos que los portátiles.

Los vaporizadores funcionan de dos maneras: ya sea calentamiento por convección o calentamiento por conducción. Los vaporizadores de convección calientan el aire alrededor del producto en la cámara hasta un punto en el que los componentes en el producto empiezan a convertirse en vapor.

Los vaporizadores de conducción, por otro lado, calientan una superficie y después requieren que el usuario coloque el producto deseado sobre dicha superficie. Los vaporizadores por conducción suelen ser agitados durante su uso con el fin de evitar quemar el producto.

No es poca la discusión que se lleva haciendo sobre los distintos modelos disponibles en el mercado de vaporizadores de mesa y a la hora de elegir es posible que nos encontremos ante todo un dilema. Nosotros queremos ayudarvos a superar esa disyuntiva y compartir con vosotros nuestra elección de vaporizador de mesa: El Volcano

El vaporizador Volcano recibe su nombre a raíz de esa estructura, estabilidad y apariencia volcánica de su diseño.

El vaporizador Volcano es el ejemplo ideal de un vaporizador con ingeniería de primera, toda una inversión de la que desde luego es imposible arrepentirse. Tiene una vida de uso larga y nunca falla a la hora de demostrar por qué motivo tiene la reputación que tiene en el mercado.

El vaporizador Volcano se manufactura en Alemania por la marca Storz & Bickel bajo un escrutinio minucioso para cumplir los altísimos estándares de calidad de los que hace gala, al combinar sus distintas válvulas para lograr una vaporización sencilla con una amplia superficie de la cámara de calentamiento da como resultado un sólido y potente vaporizador que funciona a la perfección. Disponible en 2 modelos, el digital y el analógico y con dos modelos de válvulas a elegir entre “easy valve” y “solid valve”

El vaporizador Volcano está dotado de una cámara de calentamiento que cuenta con una amplia área de superficie diseñada para resultar ideal a la hora de precalentar y que logra así un vapor de calidad suprema, sabroso y denso. La temperatura máxima que alcanza es de 230º Celsius garantizando así el máximo rendimiento.

El vaporizador Volcano posee un amplio abanico de temperaturas entre las que elegir. Utilizamos el mando analógico o el display digital para ajustar la temperatura al nivel que requiramos. A continuación, esperamos a que se caliente y luego insertamos la bolsa con su válvula. Su sencillez de uso es asombrosa y como se suele decir, lo bueno si es fácil es el doble de bueno.

Es altamente eficaz porque produce una gran cantidad de diferentes estilos de vapor, según las necesidades del usuario. En el modelo digital el rango de temperatura es un poco más amplio que en la versión analógica.

Con el vaporizador Volcano tenemos dos versiones entre las que escoger, podemos decantarnos o bien por el clásico o bien por el digital. El modelo digital obviamente permite un control más pormenorizado y preciso de la temperatura de calentamiento pero ambos modelos producen un vapor de igual calidad. El tema de los accesores está a elegir entre el sistema easy valve y el sistema solid valve. La easy valve nos permite cambiar la bolsa y la válvula, al mismo tiempo. Esta es la opción preferible pero supone un mayor gasto al principio por los recambios. En cambio la solid valve permite crear sus propias bolsas de diferentes tamaños. A la larga es bastante más económico.

El vaporizador Volcano, tal y como mencionábamos antes es muy sencillo de usar y altamente intuitivo. Las bolsas son fáciles de rellenar y configurar. El precalentamiento es veloz y eficaz. El elemento de calefacción de cerámica revestido de acero y aleación hace trabajar el intercambiador de calor de aluminio de forma rápida para calentar el extracto. Una vez que esté precalentado, se tarda alrededor de unos treinta segundos a un minuto para llenar una bolsa.

El vaporizador Volcano ya lleva tiempo siendo el modelo indiscutible en lo que a vaporizadores de mesa se refiere, y no es de extrañar que siga dominando y saliendo como ganador absoluto en calidad, llegó a la escena en el cambio de milenio y todavía no se ha visto un modelo que pueda llegar a hacerle sombra en cuanto a rendimiento.

El Volcano sigue siendo a día de hoy el estándar absoluto para todos los que decidáis pasaros a los dispositivos de mesa. Su reputación es la prueba incontestable de su alta calidad y del nivel al que está. Es conocidísimo en los círculos del vapeo y por toda la red.

Entonces, en conclusión, el vaporizador de mesa es la opción más lógica si se hacen sesiones de grupo en casa y se requiere de un aparato potente y fiable que vaya a poder rendir una cantidad extensa de tiempo. Sentaros en círculo en vuestro salón y saboread la esencia pura en vuestras sesiones con un vapor de calidad inmejorable que deleitará a todos los presentes. Y lo dicho, nosotros recomendamos que os hagáis con un Volcano.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.