Salamanca acoge una investigación industrial para conocer las propiedades desconocidas del cannabis

Publicado en this site

El proyecto promovido por Antonio Castaño estará dirigido por la doctora Amaia Iriondo y supervisado por Dolores del Castillo

El cannabis es uno de los productos del que mucha gente desconoce todas sus propiedades. Por ello, Antonio Castaño quiere promover una investigación industrial para evaluar el potencial del cultivo de cannabis para el desarrollo sostenible de la provincia de Salamanca. Este proyecto tendrá la colaboración del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación, teniendo como directora a la doctora Dolores del Castillo, una inminencia en ciencias de la alimentación a nivel mundial, y muy pronto podría sumarse también el Instituto Tecnológico Agrario de la Junta de Castilla y León.

Todo esto se realizará en seis fases diferentes, que tendrán lugar durante los 36 meses que durará la investigación. Los hitos serán los siguientes: Caracterización química de especies y variedades botánicas de cannabis, selección de especies y variedades para su consumo habitual como ingrediente, calidad y seguridad de miel de abejas que habitan en campos de cáñamo, calidad y seguridad de huevos y derivados cárnicos, caracterización de la composición química de las partes estructurales de la planta, selección de las partes de la planta para su uso como fuente natural sostenible de ingredientes para la promoción de la salud animal y humana, una propuesta de aplicación en alimentación, salud y cosmética, y por último una difusión de resultados.

Durante estas fases se buscarán unos objetivos generales: garantizar la seguridad alimentaria y caracterizar el cannabis que se cultiva en la región y productos generados a partir de estos para el consumo animal y humano, lo cual estaría enmarcado en el Reto Social 2 del Horizonte 2020, y por otro lado, contribuir a la valorización de la cadena alimentaria, la sostenibilidad del sector agrícola y la política para la reducción de la España vaciada a través de la estimulación de la economía de Salamanca.

“Este proyecto se está desarrollando por fondos privados, aunque se espera próximamente la colaboración de instituciones de la Junta de Castilla y León. Además, también esperamos que haya un cambio en la legislación porque la que existe actualmente sobre el cultivo del cannabis data de la década de los 60, por lo que está obsoleta y crea una tremenda inseguridad jurídica para los que quieran adquirir los productos”, asegura Antonio Castaño, promotor de este proyecto, y añade que “nosotros nos tenemos que someternos a una semilla determinada y esta lo único que certifica es que no vas a conseguir niveles de cannabinoides altos pero no te garantiza de que no suba el THC en el cultivo.”. “Todo este cultivo que tenemos se lleva a cabo en gran parte gracias a la empresa Hempvalley, que me ayuda económicamente para que todo salga adelante”, concluye Castaño.

Fuente

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.