Icono del sitio Prensa Cannábica Gratuita – El Cultivador

Técnicas de poda para principiantes

Bienvenidos queridos amantes del cannabis a este espacio de cultivo básico. Con anterioridad hemos hablado de los errores más comunes e ideas sin fundamento que rodean al mundo del cultivo de cannabis, también hemos hablado del cultivo interior de forma básica y hemos tratado el tema del secado, curado y conservación de los cogollos.

En este artículo de hoy hablaremos de las diferentes técnicas de poda que se suelen utilizar para realizar un buen mantenimiento de nuestras plantas así como para conseguir que estas mantengan un desarrollo parejo a nuestro gusto y necesidades.

por Gospodin Konopí

Desde la antigüedad más remota el género humano ha utilizado diferentes técnicas de poda en los cultivos de una infinidad de plantas y árboles. La R.A.E. define podar como: 1. tr. Cortar o quitar las ramas superfluas de los árboles, vides y otras plantas para que fructifiquen con más vigor. Podar es por tanto ayudar a nuestras plantas a desarrollarse de una manera más óptima tanto en el crecimiento general como en la formación de sus frutos. Ahora bien, existen diferentes técnicas de poda y cada una persigue unos objetivos concretos.

Cuando hablamos de cannabis generalmente si podamos los brotes de nuestra planta lograremos mantenerla con un aspecto compacto y controlaremos su altura además de favorecer su ramificación. Es muy común encontrarse con personas que cortan las hojas de sus plantas para que los cogollos reciban más luz. Ahora bien, las plantas necesitan sus hojas para llevar a cabo los procesos metabólicos que producen el crecimiento y la floración. Tanto las hojas grandes, como las medianas o las pequeñas tienen su función, de otra manera no estarían tan presentes en la planta. Las hojas se pueden ir retirando cuando estas se secan y se encuentran completamente muertas, puesto que pueden suponer un lastre para el desarrollo de nuestros ejemplares o provocar alguna plaga o infección.

Hojas amarillean

Hacia el final del ciclo de nuestras plantas, los últimos días, podemos retirar la práctica totalidad de las hojas y mantenerla así dos o tres días con lo que se estresará. No obstante, lo que no se ha de hacer es arrancar las hojas que van perdiendo su tonalidad verdosa, muy habitualmente se cree que las hojas que amarillean durante el proceso de floración están enfermas y simplemente se retiran. Esto es un craso error, las hojas no solamente absorben la energía de la luz, además, alimentan a la planta y a sus frutos in extremis y se consumirán en este proceso de manutención.

Poda apical

La poda apical es una conocida técnica de poda de las plantas de cannabis. Esta técnica se utiliza tanto para cultivos exteriores como para interiores y resulta muy adecuada para controlar la altura de nuestras plantas y potenciar un desarrollo específico.

Para realizar este tipo de poda lo ideal es utilizar un bisturí limpio para poder mantener un alto nivel de asepsia en los cortes. Si no se dispone de bisturí podemos recurrir a unas tijeras o un cuchillo bien afilado, sea cual sea la herramienta que utilicemos, la desinfectaremos previamente con alcohol. La poda apical consiste en sajar el apículo principal de nuestra planta dejando los ápices secundarios que serán los que se desarrollarán. En las ramas tanto principal como secundarias existen un grupo de hormonas vegetales llamadas auxinas, estas se ocupan del crecimiento vegetal en general y del de las células. Cuando cortamos la parte superior de nuestra rama principal estamos potenciando el desarrollo celular de las ramas secundarias.

Este tipo de poda se puede llevar a cabo desde que la planta tiene tres o cuatro pares de hojas sin contar los cotiledones. La poda apical aportará vigorosidad y crecimiento al resto de ramas y brindará una discreción extra al no excederse en altura.

Atenazado del tallo del nudo superior

De manera similar que en la técnica de poda apical, con el atenazado conseguiremos potenciar el desarrollo específico de ciertas ramas de nuestra planta. Con nuestros dedos y con mucho cuidado vamos a apretar las paredes del tallo hasta que se produzca una rotura. Con estas roturas en las ramas principales vamos a conseguir que las ramas secundarias se potencien y que las primarias no tomen tanta altura. Estos pequeños destrozos serán reparados en poco tiempo y no tendrán mayor repercusión para nuestra planta que los aspectos que hemos mencionado.

Esta técnica la podemos utilizar las veces que creamos necesarias siempre y cuando respetemos ese intervalo de tiempo en el que las partes dañadas se regenerarán. Utilizando esta técnica de poda es posible conseguir unas plantas de aspecto uniforme y crecimiento homogéneo.

Poda de las ramas bajas

Esta técnica de poda es muy utilizada y efectiva. Se usa para cultivos exteriores e interiores, facilita el desarrollo de las ramas principales y potencia la altura. Esta técnica resulta una buena medida para combatir los excesos de humedad ya que incrementa la ventilación.

Con esta técnica nos desharemos de todas esas ramas de pequeño tamaño e improbable desarrollo que finalmente no nos van a aportar gran cosa y mermarán el desarrollo general de la planta consumiendo recursos que de otra manera esta dedicaría al desarrollo de otras partes. Haciendo esto podemos estar seguros de que no vamos a poner en riesgo la evolución de nuestras plantas ya que en realidad las ramas que vamos a eliminar no son capaces de captar la energía lumínica de una manera óptima y productiva.

Para realizar esta técnica solamente hay que cortar las ramas deseadas cerca del tallo con lo que evitaremos que rebroten. Podría decirse que el no utilizar esta técnica en nuestros cultivos supone un error porque incrementa la calidad y cantidad de la cosecha a la par que favorece una atmosfera fitosanitaria al evitar la acumulación de humedad y la falta de ventilación y oxigenación.

Poda FIM

Fuck, I Missed o más comúnmente conocida como poda FIM es una técnica de poda que se descubrió en 1999 y como la penicilina resultó ser una suerte de error, claro que esto a una escala de menor importancia para la humanidad. Al tratar de realizar una poda apical sobre un ejemplar el descubridor de esta nueva técnica se despistó y cortó demasiado para una poda apical. Pensando que había cometido una escabechina dejó a la pobre planta curarse de sus heridas. Pocos días después, del resto del ápice asomaban cinco brotes principales en vez de ninguno o de los dos que habitualmente aparecen.

Fuck, I Missed o más comúnmente conocida como poda FIM es una técnica de poda que se descubrió en 1999

La clave para realizar una buena poda FIM sería cortar entre un 75% y un 85% del ápice de la planta. Esta poda ha de hacerse a partir del 4 par de hojas aunque el cánnabis es una planta sorprendente y nunca se sabe. Recuerdo que hace unos cinco o seis años había plantado un pequeño ejemplar del que ya no recuerdo la variedad a la que pertenecía. Había decidido que crecería en el huerto rodeado de las demás plantas y hortalizas. El problema es que en el huerto abundaban los caracoles, babosas y limacos y alguno de estos animalillos se comió los tiernos brotes y hojas de la plantita que solamente tenía dos pares de hojas dejándola con tan solo media y los cotiledones. Me apiadé de ella y la dejé vivir y con el tiempo terminó desarrollando 5 ramas principales que eran portentosas.

Después de un tiempo de estudio se apunta a la concentración de células madres en la zona del corte y a la proliferación de células que terminan por formar esta suerte de racimos de brotes.

Super Scrooping o crooping

El Super Scrooping, super crooping, cropeado o cropp no constituye una verdadera técnica de poda de la marihuana. Esta técnica es más bien un método para modelar la forma de nuestras plantas a nuestra conveniencia. Aunque no vamos a podar ninguna parte de la planta al igual que con el atenazado del tallo del nudo superior procuraremos romper las zonas seleccionadas. Con el paso de los días estas pequeñas heridas se curarán y nosotros iremos decidiendo la dirección de estas ramas para que en el desarrollo general de la planta se produzca un crecimiento más vertical que horizontal.

Hay que tener mucho cuidado y en ningún caso hay que arrancar ninguna rama. En cultivos interiores podemos ayudar a dirigir el crecimiento de estas ramas mediante hilo en cambio en exterior podríamos utilizar algún calzo para que la rama repose. Aunque el cropeado no suponga una técnica de poda en sí, su uso es muy recomendado y animamos a los cultivadores más noveles a iniciarse en las múltiples técnicas de poda.

Poda RIB

Right I burned it en español: Correcto, la quemé. Efectivamente la poda RIB no es una poda al uso y no puede considerarse como tal. Por medio de esta técnica no se producen cortes ni se saja ninguna parte de la planta. De la misma manera que la poda FIM esta técnica ha sido descubierta por equivocación, más bien por descuido. Unos focos demasiado bajos y un estirón repentino de las plantas sorprendieron a un cannabicultor al volver a su casa.

Poda RIB, se quema la parte superior

Las consecuencias habían sido la carbonización de las partes superiores de los cogollos principales. Tras la limpieza y eliminación de casi todos estos focos quemados menos un par de ellos el cultivador continuó con la crianza de sus ejemplares. Pasados unos días pudo apreciar en las zonas quemadas, mediante una lupa, el desarrollo de nuevos cálices, pistilos y tricomas que con el tiempo crecerían desmesuradamente. De la misma manera que la poda FIM esto se explica a nivel hormonal. Como en este caso la planta se encuentra en una etapa de floración, tras la poda RIB esta centrará su producción en la creación de nuevos órganos sexuales es decir nuevos cálices pistilos y tricomas, no crecerá ni producirá nuevas hojas.

De la misma manera que con la técnica del cropeado creemos que aunque la poda RIB no sea una técnica de poda en si merece la pena probarla hasta perfeccionarla para poder evaluar sus bondades. Los cultivadores inexpertos no tienen por qué relegar su papel al típico cultivo aburrido y pueden ir haciendo pruebas en los diferentes ejemplares de manera que puedan ver de primera mano los puntos fuertes y débiles de las distintas técnicas que van utilizando.

Aquí terminamos este recorrido por las diferentes técnicas de poda en el cual hemos explicado los objetivos de cada uno de estos métodos y los pasos que hay que seguir para realizar una poda con éxito. Hasta el próximo número queridos cultivadores y amigos de lo que crece. 

https://www.cannabismagazine.net/tecnicas-de-poda-para-principiantes/

Salir de la versión móvil