El Cultivador 10

C omo no puede ser de otra forma Oaks- terdam University, atrae a gente de dis- tintos países y cultu- ras por lo que tuve la oportunidad de coincidir allí con personas que tenían puntos de vista muy dispares en lo relacio- nado con el consumo de cannabis. De entre tantos alumnos, tuve la suerte de conocer a un Chef de ori- gen israelita que trabajaba en Nueva York y como él mismo me comentaba, es increíble lo distintos que dos Estados del mismo país pueden llegar a ser en cuanto al uso del cannabis medicinal. Era ya mi tercer mes en California y llegaba la décima clase de la Uni- versidad del cannabis, “Adminis- t r a c i ó n y G e s t i ó n d e u n Dispensario” que era impartida aquel día por Rakeem, uno de los propietarios del dispensario 7 Stars Holistic Healing Center que está si- tuado entre las ciudades de Rich- mond y Berkeley. Después de la presentación y para comenzar la clase, Rakeem nos ha- blaba sobre su antiguo trabajo en el dispensario BPG (Berkeley Patients Group) abierto en la ciudad de Ber- keley, desde el año 2000 que junto con Harborside Health Center de la ciudad de Oakland se incluye den- tro de los llamados “one-million dollar clubs”, aquellos dispensarios que han conseguido superar el mi- llón de dólares de beneficio. Como nuestro instructor nos con- taba en aquella clase, en BPG, por ejemplo, en un día tranquilo pue- den llegar a atender a cuatrocientos pacientes, superando los mil en un día ajetreado, y eso es mucho tra- bajo. Mucha gente puede pensar que trabajar en un dispensario es estar todo el día colocado o estar “ju- gando” a ver cuántos comestibles La Universidad del Cannabis de Oaksterdam 70 cultura cannábica Administración y gestión Grand Daddy x Hindhu Kush 17$ gramo. Harborside Health Center Water hash de Sparc San Francisco

RkJQdWJsaXNoZXIy NTU4MzA1