El Cultivador

52 voces conscientes En ese sentido también reivindicáis la espiritualidad, la trascendencia como forma de conocimiento. Claro, cualquier forma de conocer. Si te fijas, cuando ves imágenes que representan el conocimiento científico actual, son personas que salen envueltas en plástico, con guantes ymáscaras, miran a través de una máquina lo que va a ser interpretado luego con un código, con un acuerdo, por ejemplo, esto es un metro, esto es un segundo… convenciones que se han decidido. Eso es el modelo de ciencia reduccionista, que solo contempla la cantidad, y no la cualidad, porque no tiene medios para cuantificar la cualidad. La espiritualidad por supuesto que es otra forma de conocimiento, ahora mismo es indispensable integrar el conocimiento espiritual en cualquier acción, y quien dice la espiritualidad, dice el arte, el conocimiento artístico. Ese trabajo espiritual ayuda a sostener situaciones de crisis, ayuda a abrirnos en esa visión cognitiva, para entender que el problema no está en ser buenos o malos, amigos o enemigos, persistir en la dualidad no favorece la resolución de ningún conflicto o problema, al contrario, ahonda esa polaridad que nos mantiene inmovilizados. Otra propuesta queme parece muy interesante y necesaria es pasar de la era del ego a la de la comunidad consciente… El ego es el gallo que cree que el sol sale para él, el que se pone máscaras, se justifica, el que cree que la culpa la tienen los demás y él lo hace todo bien. Es una manifestación de nuestra forma de ser, por supuesto, y no hay que matarlo, simplemente hay que colocarlo en su lugar. El ego está ahí, y está bien que esté, pero hay que hacerlo consciente para que no moleste, para que no devenga en un obstáculo, y eso es un trabajo personal. No puedes obligar a nadie a que se haga consciente de su ego, porque si no te ves, si no te reconoces… esa autoconsciencia del ego es imposible. El ego es el bufón, no lo pongas en el trono del rey. El rey es la esencia de tu ser. ¿Cuáles serían las propuestas desde el modelo educativo? Una idea muy importante es trabajar por ambientes, con mezcla de edades. Las escuelas, en un futuro, podrían ser espacios de convivencia: desde gente mayor a gente joven, donde hay una oferta de actividades y uno aprende desde la experiencia directa. Sin tener que memorizar, sin horarios rígidos, algo mucho más vivo, no tan inducido a un conocimiento técnico, cuantitativo, basado en exámenes. Esto está castrando el verdadero saber. Escuelas con mayor contacto con la tierra, más sensibles, más humanas, no tan meramente dispuestas para crear empleo y ser productivos, en un modelo de productividad que está colapsando. Es una revolución total. Y de ahí pasamos al modelo territorial. Hay que ver el territorio como la Madre Tierra, como el planeta entero, no solo la comarca, el municipio o el barrio en que uno está. A nivel planetario, hay mucha injusticia, no solo con la propia naturaleza, que es la que nos permite vivir y nos da los recursos, sino con los pueblos de la Tierra. Habría que reconocer a la Tierra con un derecho propio. Estamos usando sus recursos como si fueran nuestros, hay gente que está patentando plantas sin ninguna legitimidad. Sin una conciencia personal y grupal, tampoco puedes tener conciencia planetaria. Ahora mismo urge esa Proponemos pasar de la pirámide al círculo El modelo de ciencia reduccionista solo contempla la cuantidad y no la cualidad

RkJQdWJsaXNoZXIy NTU4MzA1